dimarts, 22 de desembre de 2015

Palabra de sal

Mónica Collado Cañas
Tropo Editores (2015)

En un tiempo en el que parece que interesan otros temas, Mónica Collado nos cautiva con una novela que habla de un mundo rural que ya no existe, no tanto porque los paisajes hayan cambiado, sino porque el tiempo transformó su esencia. Aunque las personas que lo protagonizaron estén vivas, su modo de entender la vida ha cambiado tanto que los recuerdos parecen historias de otro mundo. Y sin embargo al leer esas historias, algo viejo que creíamos muerto resurge con una emoción tan fuerte que su poder evocador nos arrastra como una riada que engulle todo cuanto encuentra a su paso.
Corina es una niña que vive en un cortijo pobre. A lo largo de un año nos va narrando la quietud del paisaje cambiante, los trabajos de cada estación, los caminantes que van llegando, los pequeños actos que conforman su despertar a la vida de los adultos que le rodean. En esta cotidianidad Corina nos descubre la laboriosidad resignada y mansa de su madre; el sacrificado y mantenedor trabajo de su padre; la vejez del abuelo y su muerte anunciada; la espera de las vacaciones de los hermanos mayores, acostumbrados a obedecer aunque debatiéndose para escapar de la amenaza de un mundo salvaje y antiguo; los silencios; el descubrimiento del amor, que para los mayores a veces es sexo y para ella un dolor que se mezcla con la rabia, un sentimiento que la entristece y para el que la niña no tiene nombre. En la escuela, a pesar de ser la más lista de la clase, se descubre pobre, y por ello acepta el estigma de las degradantes burlas, quizá porque a pesar de su rebeldía interior, ha heredado la actitud de sus padres ante las diferencias de clase. En la soledad del cortijo, aprende a nutrirse de las historias que escucha y que alimentan sus miedos infantiles. Y se convierte así en Palabra de Sal, la guardiana de los recuerdos y también de los secretos, la cronista de un mundo que agoniza y al que sus padres parecen agarrase, porque todo lo demás les queda demasiado lejos.

Palabra de Sal es la opera prima de Mónica Collado Cañas. Técnicamente es un libro excelente. Su dominio del ritmo nos atrapa con sus historias que se insieren unas después de otras como las cuentas de un collar. Lo bien escrito se suma a lo bien narrado. Con un uso del lenguaje que sólo puede adquirirse a través de muchas lecturas, lo más bonito es sin duda la ternura con la que desgrana sus recuerdos a través de la mirada de una niña de ocho años, una voz narrativa que no añora nada porque se siente en paz con el pasado que le tocó en suerte. Un pasado que ya no hiere porque se llenaron los huecos dolorosos de los recuerdos con amor. Se cumplieron las promesas. Y ahora, todo está bien. Y lo demás, no importa…

1 comentari:

Pancho Villa ha dit...

Carmen por favor, Explicame el por que de dos palabras que son usadas en dos continentes:
America Espan~a
Computadora Ordenador
marcador rotulador

Por qué de esto, dicen y expresan los mismo!